fbpx

Conocer, servicio y administración de clientes

clientes
clientes

Siempre se habla de los clientes, de que tienen razón, de que son la máxima de cada negocio, entre otras tantas cosas. Y es cierto, pero hay tres aspectos que son claves en el marketing: conocimiento, servicio y administración de clientes. Muchas veces, venderle más al que ya es cliente es más sencillo que cerrar uno nuevo.

Si esto es importante, más lo es en tiempos de pandemia, donde los primeros recortes de presupuesto se hacen sobre las áreas de comunicación, publicidad o marketing, pese a ser esto un error importante. Por eso, vamos a desarrollar tres fases claves para tener más y mejores clientes en tu negocio.

Conocer

Hay que evitar de todas maneras caer en una especie de zona de confort. Al cliente hay que conocerlo porque mientras más conocimiento tengamos sobre los productos o servicios que consume, mayores serán las chances de anticiparse a lo que quieren, cómo y cuándo lo quieren y/o necesitan.

¿Si es difícil alcanzar esto? Para nada, sólo hay que poner manos a la obra y comenzar a registrar todo acerca de ellos, con encuestas, consultas y comunicación entre ambas partes. Siempre hay que adoptar el hábito de «preguntar» porque cuanta más información tengamos, mejores acciones podremos ejecutar.

Clientes

Servicio

De ahora en más cada vez que se mencione la palabra servicio hay que pararse y hacer una reverencia. El servicio es la clave de todo negocio y ante una competencia feroz en el mundo de hoy en todos los rubros y mercados, hay que diferenciarse en el trato con el cliente.

La experiencia de un cliente con una marca o servicio comienza desde el primer segundo en que se hace contacto, por eso tener pleno conocimiento de todo el proceso es muy importante. Lograr una buena experiencia en todo el proceso de compra o gestión es tan importante que una sola recomendación nos puede traer nuevos clientes.

Administración

Finalmente, la administración de clientes es muy importante para tener información, y la información es poder tomar correctas decisiones. Y esto es muy sencillo, porque para poder administrar clientes sólo es necesario -en la forma más básica- tener un registro sobre qué hacen, qué compran, consumen o piden, su fecha de cumpleaños, sus principales compras, sus intereses y, por supuesto, todos sus datos de contacto.

Con toda esta información podremos hacer un seguimiento mucho más personalizado de cada uno y, por ejemplo, enviarles promociones personalizadas, ofertas, regalos o salutaciones. Son tantos los beneficios que esto hay que implementarlo tanto en un pequeño local de barrio como en una gran empresas, ya sea con un gran CRM (software de gestión) o un simple Excel en una computadora.

Estos son los tres pilares básicos para la correcta gestión y administración de clientes. Lograr la excelencia en esto es uno de los grandes pasos para poder crecer en forma sólida, proyectar y expandirse.

Dejar un comentario