fbpx

El paso a paso para poder enviar un presupuesto

presupuesto
presupuesto

Lo que vamos a repasar desde ahora en adelante es universal: u-ni-ver-sal. Quién no se quedó pensando 250 veces por qué no presupuestó mejor a un cliente, o por qué no se le cotizó el trabajo a un precio mucho más conveniente. Pero como este problema es universal y nos afecta a todos, hay que tratar de resolverlo de una buena vez.

Antes que nada, vale decir que cada uno tiene su forma de cotizar a un potencial cliente, pero al menos desde la experiencia propia y el sentido común, vale la pena repasar los siguientes ejemplos:

La vieja escuela

Es posible que el tiempo influya en la forma de tratar, seguir y cotizar potenciales clientes. Es decir, un profesional de 25 años nacido en una era más digital, puede que todo el seguimiento hasta enviar una cotización lo haga casi exclusivamente de forma remota.

En cambio, otros conservan la idea de buscar el encuentro personal con la otra parte para conocerlo, escuchar sus ideas, objetivos, nutrirse de información y luego, sí, enviar un presupuesto.

Ahora sí, de una u otra manera, y con el respectivo «librito» de cada uno, una buena y/o correcta manera de cotizar a un cliente, es:

Presupuesto

Claramente, acá comienza otra etapa donde cada uno presupuesta según su formación y entendimiento. En relación al marketing digital hoy hay un inmenso abanico de opciones ante una actividad que está en constante evolución y crecimiento. Y una inmensa cantidad de profesionales que cotizan según sus parámetros.

Sin embargo, de una u otra manera, un profesional debe conocer el valor de su hora de trabajo. Si volvemos a los primeros párrafos de este artículo, aquel profesional que habló y se reunió incluso más de una vez con un potencial cliente va a disponer de suficiente información para poder cotizar.

Asimismo, al tener toda la información que necesita de ese potencial cliente, sabrá decidir cuál es la campaña más ajustada a los objetivos y necesidades, por ende, no presupuestará a ciegas sino que cotizará exactamente lo que necesita ese negocio y según el tiempo que le lleve hacer ese trabajo, cotizará su valor hora por el total de tiempo que le insuma diario, semanal o mensualmente.

Conclusión

Como conclusión, la ruta más eficaz para lograr enviar un presupuesto tal cual lo pensamos, sin arrepentimientos posteriores, es:

Dejar un comentario