fbpx

Email marketing: rebote soft y rebote hard

email marketing
email marketing

Aunque muchos aún se resistan, las campañas de email marketing representan una de las más altas tasas de efectividad al momento de hacer una campaña. Claro que para obtener buenos resultados, todo dependerá de cumplir con ciertos requisitos como ser una buena base de datos, actualizada, limpia, creada por nosotros mismos, con automatización y medición de cada envío.

Cumplido esto, entonces hablaremos del rebote soft y el rebote hard en email marketing. Al analizar los reportes luego de cada envío, deberemos analizar por qué se producen los rebotes, qué los causa y la diferencia entre ellos. Por ejemplo, si tomamos como ejemplo la plataforma Doppler.

En ella -puede ser cualquier otra, como Mail Chimp, Emblue, etc- debemos estar atentos al Rebote Soft. ¿Qué es? Los correos que no llegan a la Bandeja de Entrada a causa de situaciones que tienen solución o que se pueden revertir en el tiempo. De hecho, muchas plataformas detectan el primer rebote soft y luego insisten una o dos veces más hasta declararlo como rebotado.

¿Qué causa un rebote soft?

Email Rechazado

Ocurre cuando la dirección de correo electrónico a donde enviamos nuestra campaña tiene la casilla llena, con lo cual rebota y vuelve.

Host Inválido

Esto se da cuando el servidor de destino ya no existe.

No Encontrado

Cuando tiene relación con los DNS es o porque el dominio al cual enviamos no existe más o porque no está actualizado.

Time out

Si la conexión demora más de un minuto en concretarse el sistema lo reprograma para más tarde.

Rechazo del servidor

Es cuando el servidor de destino rechaza la conexión SMTP.

Error de Transacción

Cuando por algún motivo no se puede conectar con el servidor.

email marketing @adveischool

¿Qué causa el rebote hard?

Desde luego, que el rebote hard tiene implicancias más severas ya que el error es determinante: el correo que queremos enviar nunca llegará a esa casilla de destino. Usualmente, estas acciones quedan encuadradas dentro del clásico. La respuesta será «Email rechazado» o «Formato de Email inválido».

Esto se debe a las siguientes causas:

– La dirección de envío no es válida porque el correo fue mal escrito, ya no existe o nunca existió

– El nombre de dominio no existe

– El servidor bloqueó por completo la entrega

– El servidor lo bloque por el archivo adjunto

– Porque se ha considerado a tu hosting como spam

– Porque el contenido del email es considerado es spam

Cuando se cumplen algunos de estos puntos, la plataforma no hará un nuevo intento como en el rebote soft. Directamente, lo considerará rebote hard. ¿Esto termina así? No, la acumulación de este tipo de rebotes pueden ocasionar serios problemas, como que tu servidor o la plataforma no acepte más tus campañas de email marketing.

Por ello, a modo de resumen: creá tu propia base de datos, mantenela limpia, actualizada y cuidá el contenido del envío.

Dejar un comentario