fbpx

Por qué retener un cliente es siete veces más fácil que ganar uno nuevo

cliente
cliente

El objetivo supremo de cualquier negocio, independientemente de su objetivo, es tener más clientes. Esto puede traducirse en todo tipo de conversiones, pero muchos olvidan la importancia de retener uno que generar uno nuevo. Las estadísticas indican que retener un cliente es siete veces más fácil que ganar uno nuevo, por eso muchas de nuestras estrategias deben apuntar a esto.

Cuando hablamos de conversión de clientes online, la consultora Flat 101 realizó un informe en el que detalla que el ratio de conversión de los usuarios recurrentes es mucho más efectivo que el de los nuevos usuarios, factor que muchos desestiman al pensar solamente en generar nuevos prospectos.

Y esto no significa que esté mal, sólo que en la estrategia general de un negocio, debe ser tan importante los recursos y los lineamientos aplicados a ganar nuevos clientes como a venderle más a los que ya lo son. De hecho, con un cliente es más fácil conducirlo a través de nuestro funnel de ventas de un lugar a otro.

Cliente viejo, cliente nuevo

Estas estadísticas que se repiten y mucho en el comercio electrónico deben ser argumento indispensable al momento de plantear distintas acciones para incrementar el ratio de conversión en todas las fuentes de tráfico de nuestro negocio. ¿Qué surge de todo esto? Tanto la estrategia de contenidos como la pauta publicitaria tiene que tener un destino específico para fidelizar a los que ya son clientes.

Una conversión nunca puede ser analizada de forma autónoma o aislada, ya que las variables que intervienen son varias y todas ellas se relacionan una con otras.

Dedicar marketing de contenido a cada uno de esos objetivos es un buen paso para alcanzar tráfico en SEO, seguirlos por el embudo, hacer remarketing en el momento necesario, y convertir en el momento exacto.

Por ello, como conclusión, en nuestro negocio independientemente cuál fuere, debemos dedicar la misma atención a focalizar clientes nuevos como retener a los que ya lo son, porque como dicen los viejos comerciantes, un buen cliente trae a otro.

Dejar un comentario