fbpx

Showmatch: Marcelo Tinelli y un regalo valuado en millones de pesos al padre de Flor Vigna

Flor Vigna
Flor Vigna

(*) En la emisión de ayer del programa de Showmatch sucedió algo que no suele verse mucho en la televisión Argentina. Un regalo que no todos tienen el privilegio de recibir y esta vez le toco a Miguel, padre de la bailarina y conductora Flor Vigna

Los que estamos en el mundo de los negocios sabemos la importancia que tiene la publicidad para darnos a conocer y comunicar lo que tenemos para ofrecer al mercado. Y cuando hablamos de esto, existe una relación directamente proporcional entre costos y visibilidad. Es decir, que para tener mayor visibilidad, debemos invertir cada vez más.

Showmatch (por un sueño)

Esto lo entienden a la perfección las grandes marcas del mundo, razón por la cual destinan millones de dólares en publicidad con la intención de captar la atención de los usuarios y ponerlos en frente de su marca a través de diferentes canales (publicidad digital, radio, televisión, vía pública, etc) con el objetivo de generar recuerdo en sus mentes, para que a futuro, impacte en sus volúmenes de venta.

Sin embargo, hoy no nos detendremos en hablar de grandes marcas internacionales “derrochando” dólares para captar la atención de las personas. Este es el relato de un emprendedor que tuvo un golpe de suerte en el prime time de la televisión argentina.

Eran las 22:00 horas de un viernes  y Canal Trece televisaba uno de los programas más vistos de la televisión: “Showmatch, La Academia” (la edición renovada del Bailando por un sueño”), conducido por Marcelo Tinelli, donde los famosos del momento participan por ser los campeones del certamen.

Era el turno de bailar de Flor Vigna (junto a su compañero de baile Facundo Mazzei) y su padre la estaba acompañando con un árbol de pino en la mano, con el sueño y la ilusión de que Marcelo pudiera destinar unos segundos de atención a su emprendimiento que recién estaba comenzando. Y eso fue lo que sucedió, solo que en vez de pocos segundos, fueron más de quince minutos de exposición.

Marcelo hizo lo que mejor sabe hacer y comenzó a promocionar el emprendimiento de Miguel dándole humor y carisma, posicionándolo en el lugar donde todos quisiéramos estar: pidió su cuenta de Instagram, la puso en las grandes pantallas del estudio y comenzó a desafiar a los televidentes  para que siguieran la cuenta de @ciudad.huerta a cambio de que Miguel entregase algunos árboles de pino. El resultado fue impresionante.

Una cuenta que comenzó con un poco más de 350 seguidores, escaló rápidamente hasta los 200.000 en aproximadamente quince minutos.

Para dimensionar un poco mejor lo sucedido, estamos hablando de un volumen de más de 13.000 seguidores por minuto. Todo esto GRATIS y en el PRIME TIME más codiciado de la República Argentina.

Ahora vayamos a lo que nos importa y desglosemos un aproximado de lo que tendría que haber pagado el Sr. Vigna para conseguir este pico máximo de exposición.

Un segundo en este programa y a esa hora de la noche, cuesta alrededor de $40.000 ARS, unos  U$D 222 al día de la fecha. Si, leíste bien. Eso es lo que cuesta aproximadamente el segundo para hacer publicidad en el horario más codiciado de la televisión Argentina.  

Peso a Peso

Ahora me toca ponerme el guardapolvo y vestirme de profesor de matemáticas para dimensionar lo sucedido: si multiplicamos este último valor ($40.000 ARS) por la cantidad de segundos que hablaron del emprendimiento, (900” aprox) el costo total, en caso de haber querido pagar por ese espacio, hubiese sido de unos $36.000.000 ARS (¡Dame dos maestro!) Aproximadamente unos   U$D 200.000 

Ahora que ya sabemos la cantidad de dinero que tendría que haber invertido, vamos a conocer cuántos pinos tendría que vender para poder recuperar el total destinado a la pauta publicitaria. 

Con un valor de venta de $1000 ARS por pino (costo real dicho por Miguel Vigna) y un total invertido en publicidad de $36.000.000 ARS, la cuenta nos queda fácil:  dividimos lo invertido en publicidad por la cantidad de pinos que necesita vender y obtenemos un total de 36.000 pinos. Cantidad que, si la pensamos en términos productivos, sería físicamente inviable para un emprendedor ya que necesitaría de unos cuantos metros de tierra para satisfacer esa demanda.

Ahora bien, suponiendo que Miguel quisiera recuperar el monto total invertido en un año, tendría que vender unos 3.000 pinos por mes. Te dejo que vos hagas la cuenta de cuántos pinos tiene que vender por día porque es muy fácil. Y si, te diría que es casi imposible. Sino andá y preguntá en el vivero más cercano que tengas si alguna vez vendieron cien pinos en un día. (te podés llevar una sorpresa) 

Bueno, sigamos con más números y contabilicemos cuánto tendría que haber pagado por seguidor de Instagram si el objetivo de la campaña hubiese sido ese (mmm, qué estrategia polémica). 

Cuando se logró el objetivo de alcanzar los 200.000 seguidores que pedía Marcelo, podríamos haber dado por terminada la campaña, así que vamos a contabilizar ese número. La cuenta es simple, dividiremos la cantidad de seguidores (200K) por la cantidad “invertida” ($36.000.000 ARS ) y nos da un resultado de $180 ARS por seguidor.

Golpe de suerte

Podría haber seguido toda la noche haciendo números sobre lo que estaba viendo mientras comía una rica milanesa con papas fritas. Pero lo más importante de todo, que es lo que me lleva a hacer esta reflexión, es que nunca sabemos cuándo podemos llegar a tener un golpe de suerte como tuvo este hombre que estaba esperando por unos pocos segundos de exposición en el prime time y terminó robando (en el buen sentido) las miradas de millones de argentinos que estuvieron prestando atención a su cuenta de Instagram.  

Y esto me lleva a hacerte la siguiente pregunta: si vos hubieses estado en el lugar de ese hombre con tu producto en mano y con millones de personas viendo tu cuenta de IG. ¿Hubieses tenido HOY tu perfil de Instagram optimizado? ¿El contenido que HOY estás generando, refleja lo que realmente querés comunicar como marca? ¿Tenés listo tu E-commerce para los que se enamoren de tu producto y quieran comprar de inmediato? ¿Tenés listo y practicado tu elevator pitch para contarle a millones de personas de qué se trata tu emprendimiento e impactarlos en menos de 30 segundos? 

Son dudas que, en caso de no tenerlas resueltas, pueden dejar un gusto amargo en una gloriosa victoria.

Para finalizar y despedirme de este largo relato, es importante recordar que nunca sabemos cuándo puede aparecer nuestro “Marcelo Tinelli” de la suerte para darnos la gran oportunidad de nuestras vidas, lo cual me remite a una frase de mi pasado como boy scout que refiere a que siempre tenemos que estar listos. En este caso, frente a una oportunidad que puede cambiar el rumbo de tu emprendimiento. 

PD: Le deseamos lo mejor a Miguel en su emprendimiento y ojalá nunca le llegue la factura publicitaria.

(*) Por Maximiliano Gutierrez, Founder de Biwan Digital y Director de www.ciudademprende.com

Abrir chat