fbpx
Crear valor

¿Qué significa «crear valor» para tu negocio?

Así seas emprendedor, pyme o freelance, todos tenemos la posibilidad de crear valor para una marca, un proyecto o una organización. Crear valor no es sólo una frase: es, básicamente, que un negocio tenga atributos que lo diferencien del resto. Porque según Harvard Business Review, las empresas no deben buscar ser las mejores, sino las únicas.

Hoy, ante una competencia atroz en todos los rincones del planea, luchar por superar al resto y ubicarse en el primer escalón puede ser una batalla perdida, o de un gran desgaste sin la seguridad de lograr el objetivo. Pero buscar ser distintos sí es una meta que se puede alcanzar ofreciendo al público opciones que cautiven a los nuevos y enamoren a los viejos.

¿Que está todo inventado? No, no lo está, porque muchas marcas aparecieron en mercados súper abarrotados de competencia pero se destacaron del resto por simples acciones, propuestas o, precisamente, elementos diferenciadores. Para eso, podemos ver algunos ejemplos:

Los distintos

  • Starbucks no apareció vendiendo sólo café, sino que su venta era la experiencia misma en un nuevo y renovado ambiente, agradable y con detalles que el resto no lo tenía. O ni siquiera lo sabía.
  • La cadena de pizzerías Romario, que apareció en zona norte de la Ciudad de Buenos Aires, dio sus primeros pasos con un valor agregado casi surgido de casualidad. Su dueño entendió que a los clientes que estaban cerca, se les podía llevar la pizza en rollers, con lo cual el servicio era casi inmediato. No había que esperar a que llegara la moto del delivery. Quienes «andaban en patines» hacían uno y otro viaje cortito para entregar la pizza recién salida del horno.
  • Saliendo de Argentina, el caso de una cadena de supermercados regionales en Estados Unidos, que a cada cliente que mostraba una foto suya con una bolsa de la cadena en alguna parte del mundo les hacía un descuento en la línea de caja.
Crear valor Imagen @JaMexico

Todo vale para crear valor. A veces, la diferenciación puede salir de casualidad, como por arte de magia, o detalladamente pensada entre cuatro paredes con un equipo de personas. Entender que la marca no debe ser siempre la primera sino la distinta es la clave para la diferenciación, ese valor subjetivo que nos lleva a la creación de valor.

Innovación

Al menos en la Argentina, la vida de las pymes siempre fue «sacrificada». De una u otra manera, las pequeñas y medianas empresas siempre navegaron en océanos negros donde desarrollar un nuevo producto o una nueva unidad de facturación fue más un problema que una estrategia. Así, innovar comenzó a ser una asignatura pendiente para la pyme.

Pero, ¿quién dijo que no se puede innovar o desarrollar un nuevo modelo de negocio? Una pyme con al menos un grupo de empleados puede llevar a cabo una serie de acciones para hacer algo nuevo, y para eso, podemos tener en cuenta las siguientes alternativas.

Dicho esto, hay que intentar poner en práctica lo siguiente:

  • Tomar el modelo de negocio actual y desarrollar nuevas líneas de negocio. Esto no es más que analizar qué estamos haciendo actualmente, si hemos tenido éxito o fracaso, y plantear nuevas estrategias para los objetivos.
  • Para desarrollar un nuevo modelo de negocio hay que tener pleno control del equipo emprendedor, sumar técnicas de creatividad y delegar funciones para que se utilicen herramientas como el el lienzo de propuesta de valor y Early Adopter o el Business Model Canvas de Osterwalder.
  • Cada industria tiene sus particularidades, y puede que una esté mucho más superpoblada que la otra, pero eso no impide pensar nuevas estrategias para alcanzar nuevos clientes.
  • Si no queremos los mismos clientes de siempre, podemos ir por nuevos, porque al crear nuevas unidades de negocio se abre el abanico de potenciales clientes. Una pyme que hace sistemas de protección para el trabajo, en poco tiempo puede reconvertir parte de su unidad de negocio en elementos protectores para la pandemia del coronavirus.
  • Al cliente objetivo de la empresa se lo conoce casi de memoria ya que es el de siempre, pero cambia por completo el escenario si tenemos que validar nuevas hipótesis. Para esto es clave el MVP (en español, Producto Mínimo Viable), que nos permita plantear experimentos rápidos, de bajo costo y con la menor inversión de tiempo y recursos posible.
Crear valor Imagen @MarketingAnalitico

Y vos, ¿intentaste aportar valor a tu negocio? Contanos cómo y por qué.

Team Biwan