Marketing Digital: problemas que impiden escalar una marca a nivel online

activos digitales, marketing digital

Existen numerosos factores que podemos identificar como problemas o trabas que impiden que, desde el Marketing Digital, se escale una marca en las plataformas online. Una de esas trabas las podemos identificar de la siguiente manera (desde lo más macro a lo micro):

  • Falta de visión estratégica
  • Ausencia de objetivos de mediano-largo plazo
  • Desinterés por posicionar la marca
  • Desconocimiento en escalar digitalmente un negocio
  • Falta de tiempo
  • Ausencia de recursos disponibles para cumplir el objetivo
  • Falta de inversión
  • Desorganización interna
  • Mala comunicación del producto o servicio
  • Deficiente gestión de los activos digitales
  • Nula inversión publicitaria
  • Desconocimiento del Customer Journey
  • Desconexión o ausencia de estrategia comercial y/o publicitaria

Marketing Digital: problemas, errores y soluciones

Antes es preciso aclarar que los puntos citados arriba, si bien son transversales a todos los negocios online, aplican de una manera u otra si se es emprendedor inicial, un negocio que ya alcanzó el punto de equilibrio, o una empresa con varios años de existencia y recursos estables. Para cada segmento, los problemas impactan de determinada manera.

No obstante, si un emprendedor que inició un negocio online hace un tiempo, una marca ya con experiencia comprobada, o una pyme con 30 empleados, evalúan por qué no deciden escalar a nivel online o por qué no pueden, las respuestas a esas preguntas presentan muchas similitudes. La pregunta que debe hacerse es, qué hacer para alcanzar determinados resultados a determinada fecha.

Escalar online

A modo de ejemplo, cuando un cliente ingresa a Biwan Digital, el team lo recibe con una primera tarea que llamamos Onboarding. No es más que dar inicio a la gestión de una cuenta haciéndola transitar una ser de fase y actividades para que, ANTES de iniciar la comunicación online, todo quede plasmado en una estrategia digital: orgánica y publicitaria.

Esa estrategia, que no es estática sino que puede cambiar conforme avance el negocio, es la columna vertebral por el cual un negocio comienza a trabajar con una agencia para alcanzar esos objetivos. Pero esos objetivos nunca se cumplirían si esa marca no reconoce la importancia de invertir en sus activos digitales con el debido plan de acción.

Otro ejemplo muy corriente cuando una marca naufraga en ese viaje para crecer en un océano de competidores, problemas, riesgos y dificultades, es el que compete tanto al cliente como a la agencia o profesional que gestionar dicha marca:

  • Por parte del cliente, resistencia a invertir capital; ansiedad; no tener visión de negocio; no entender cómo funcionan las Redes Sociales; no entender cómo se gestionan las campañas publicitarias; rechazo a delegar las acciones online en profesionales; interposición entre el cliente y la agencia; no apostar a largo plazo como capital de trabajo, etc.
  • Por parte de la agencia o profesional a cargo, no trabajar orientados a resultados; deficientes recursos; desorganización; trabajar sin procesos claros y definidos; no entender cuál es la propuesta de valor, qué vende y cómo lo vende, etc

El mundo, hoy

Queda claro que el mundo cambió, y mucho, desde que llegó la pandemia del coronavirus. Tanto los proyectos nacientes, los emprendedores iniciales, las Pymes como las grandes empresas, deben reconocer que los seres humanos interactúan con las plataformas digitales como nunca antes en la historia lo habían hecho.

Y si como dueños de una marca, de un producto, un servicio o un proyecto, no entendemos esto, escalar una marca online -con todo lo que ello conlleva- no será una tarea sencilla.

¡Compartilo en redes!

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp